Antes de hablar del partido, lo primero hay que comentar el gran ambiente que se podía respirar en Gdansk. Muchísimo colorido, buen ambiente y una proporción totalmente sorprendente por las calles de la ciudad, ya que era muy complicado ver a gente italiana, mientras que abundaban aficionados con la roja sin parar de cantar. Agrego […]